EL PAÍS13 JUN 2020 - 11:03 CEST

La basura, contaminación y degradación del entorno del río Guadarrama han puesto en riesgo a distintas especies autóctonas de flora y fauna en los municipios de Móstoles, Navalcarnero y Arroyomolinos, así lo ha denunciado esta semana la asociación Hispania Nostra. Por estos motivos, el curso medio del afluente del Tajo ha sido incorporado a la Lista Roja del Patrimonio, en la que la organización recoge aquellos elementos del Patrimonio Cultural Español que están sometidos a riesgo de desaparición, destrucción o alteración. “Se trata de un bien protegido por su alto valor ecológico que se encuentra en peligro sin que las autoridades competentes tomen las medidas suficientes para solucionarlo,” han criticado en una nota de prensa.

Desde hace más de 20 años se han encontrado hasta 17 vertederos ilegales en las orillas del Guadarrama. Los operarios de limpieza encargados del aseo de este afluente, afirman que tan pronto retiran los residuos, vuelven a aparecer personas que depositan su basura en la orilla. Hace tres meses, la administración local se comprometió a retirar todos los residuos de las orillas del río, no obstante, la crisis del coronavirus ocasionó la posposición de estos trabajos de aseo. En este tiempo, la situación del Guadarrama no ha hecho más que empeorar, ya que muchas personas han aprovechado la falta de vigilancia para tirar todo lo que les estorbaba en casa.

El curso medio del río Guadarrama se encuentra protegido como Parque Regional de la Comunidad de Madrid. Sin embargo, Hispania Nostra ha denunciado que ciertas partes se hallan envueltas tanto por urbanizaciones como por asentamientos ilegales que emplean la cuenca del afluente a modo de vertedero.

Life is the only thing
that really matters.